Foto: Alina Flores, PNUD

Santo Domingo._ El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Fundación Internacional Unión Europea, América Latina y el Caribe (EU-LAC), realizaron en el país el foro de alto nivel "Resiliencia en salud para el turismo sostenible y oportunidades hacia futuro”, actividad en la que se concluyó sobre la necesidad de repensar el paradigma de desarrollo turístico vigente para avanzar hacia un modelo digitalizado, resiliente, diversificado e inclusivo con el fin de lograr la sostenibilidad de la actividad turística en República Dominicana.  

El evento, el segundo de un ciclo de cinco paneles regionales, se realizó en el Ministerio de Relaciones Exteriores con la participación del canciller Roberto Álvarez, con el objetivo de promover el diálogo y la articulación de perspectivas y políticas para la recuperación sostenible del sector.

“El año pasado, fruto de la pandemia, vimos las mayores caídas que el sector turístico jamás haya conocido, lo cual afectó duramente a nuestras economías. Hoy, sin embargo, República Dominicana marcha hacia una franca recuperación extraordinaria y rápida, estimando que terminaremos el año con cuatro millones de visitantes y crecimiento del PIB de un 10 por ciento. Esta actividad que nos convoca es la muestra misma de la palabra resiliencia, pues ella representa el aprendizaje que hemos tenido a través de un trance de crisis global”, dijo el ministro Álvarez durante sus palabras.

La actividad consistió en un panel integrado por Rafael Blanco Tejera, presidente de la Asociación de Hoteles y Turismo de República Dominicana (ASONAHORES); José Carlos Díez, economista asesor del PNUD; y Lisa Indar, directora de la División de Prevención de Enfermedades y Control, Agencia de Salud Pública del Caribe (CARPHA), con la moderación de Inka Mattila, representante residente del PNUD-República Dominicana y Anna Barrera Vivero, coordinadora senior de Programas de la Fundación EU-LAC.

El canciller Álvarez estuvo acompañado en este foro por el viceministro para Asuntos Consulares y Migratorios, Jatzel Román; y el viceministro Administrativo y Financiero del MIREX, Roberto Rubio.

Los panelistas resaltaron la importancia de innovar y digitalizar el ecosistema turístico, seguir fomentando alianzas público-privadas, mantener los protocolos de bioseguridad, reducir la presión sobre los ecosistemas para asegurar paisajes y atractivos saludables, así como incentivar a las Mipymes en los destinos locales entre las prioridades para consolidar la recuperación del sector y sus aportes a la sostenibilidad económica y social.

Resaltaron la importancia de fomentar experiencias únicas a través de una oferta diversa y sostenible, con un enfoque de gestión integral de destinos. También se analizaron nichos emergentes, como los nómades digitales, con alto potencial de desarrollo en el país. 

Díez destacó también que es esencial contar con datos e inteligencia de mercado en tiempo real para identificar tendencias y cambios en la demanda turística. “El turista se quiere comunicar contigo de manera digital, si tú no tienes esos canales de comunicación y una estrategia digital para comunicarte con él, el cliente se irá a otro hotel y lo pierdes. Esto ya es un hecho, y la oportunidad de trabajar en este sentido es hoy”, dijo en su intervención.

En ese sentido, Blanco Tejera agregó que “nosotros, a través de la tecnología podemos crear toda una serie de hoteles y de servicios turísticos dominado por pequeños empresarios que se apoyen en las tecnologías para acceder a los grandes mercados, y debemos ver cómo crear los vínculos y plataformas para crear programas de transferir conocimiento y recursos”.  

Sobre el evento

República Dominicana fue seleccionada como anfitrión de este segundo foro por el liderazgo que ha demostrado en la implementación de políticas económicas y sociales de mitigación de los impactos de la pandemia, destacándose el Plan Nacional de Vacunación, con el cual la nación se ha posicionado como uno de los pioneros de América Latina, además de la implementación de medidas efectivas de bioseguridad en las áreas turísticas.

Participando de manera remota, Linda Maguire, directora regional adjunta para el buró de América Latina y el Caribe del PNUD, resaltó algunos hallazgos del trabajo del PNUD en la República Dominicana, junto a la oficina global digital del PNUD y CHORA Foundation, para diseñar un portafolio de propuestas de innovación digital que transformen el turismo en un sector de impacto positivo sobre el desarrollo sostenible, más allá de sus contribuciones económicas.

Destacó la importancia de buscar soluciones para diversificar la oferta turística y fomentar un turismo de salud y bienestar, valorizando las bellezas naturales, la cultura e historia y la atracción de nómadas digitales corporativos. También mencionó la importancia de lograr la conectividad de las mipymes a la cadena de valor y multiplicar las capacidades del capital humano de la industria; promover políticas basadas en la naturaleza para reducir la presión planetaria y lograr la administración efectiva del capital natural y los ecosistemas en las áreas turísticas, sustentado en un modelo de producción y consumo sostenible, entre otras.                                                                  

En esa misma línea, Adrián Bonilla, director ejecutivo de la Fundación EU-LAC, agregó que se debería aprovechar este momento de crisis para repensar acerca del tipo de turismo que queremos promover, orientado en los lineamientos de la Agenda 2030 y la urgencia de mitigar las consecuencias del cambio climático.

En tanto, la embajadora de la Delegación de la Unión Europea en República Dominicana, Katja Afheldt, mostró su disposición de apoyar la recuperación económica y los desafíos globales. Resaltando que, ante estos retos la única respuesta es “construir mejor y más verde”. 

Icon of SDG 13 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD República Dominicana 
Ir a PNUD Global