“Ponte en Marcha” se trata de una iniciativa que busca que las micro, pequeñas y medianas empresas cuenten con herramientas prácticas para reactivar sus empresas de forma segura, económica y rápida. En total, se han diseñado y adaptado a la realidad socioeconómica dominicana seis (6) guías prácticas que ayudan a las mipymes en temas de mantener activos sus negocios, manejar eficientemente pedidos y entregas, organizar las finanzas en tiempos de incertidumbre, mantener las empresas limpias y seguras, aprovechar nuevas formas de pago digitales; y cómo generar productos y promociones atractivos para los clientes. Foto: Gilberto Abreu PNUD R. D.

Santo Domingo. El Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) han unido esfuerzos para acompañar al sector mipymes en su recuperación a la crisis del COVID19. A través de esta alianza se realizó una encuesta digital a más de 2,900 empresas micro, pequeñas y medianas para conocer cómo estaban manejando la crisis y diseñar una estrategia de recuperación del sector.

Como parte de esta estrategia, hoy se presenta el programa “Ponte en Marcha”. Se trata de una iniciativa que busca que las micro, pequeñas y medianas empresas cuenten con herramientas prácticas para reactivar sus empresas de forma segura, económica y rápida. En total, se han diseñado y adaptado a la realidad socioeconómica dominicana seis (6) guías prácticas que ayudan a las mipymes en temas de mantener activos sus negocios, manejar eficientemente pedidos y entregas, organizar las finanzas en tiempos de incertidumbre, mantener las empresas limpias y seguras, aprovechar nuevas formas de pago digitales; y cómo generar productos y promociones atractivos para los clientes. Las guías y sus anexos pueden ser descargadas aquí.

El Arq. Nelson Toca Simó, ministro de Industria, Comercio y Mipymes, quien encabezó el evento realizado de manera virtual, resaltó que este Programa se enmarca dentro de una estrategia de apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas para combatir los efectos de las medidas de distanciamiento social dictadas por el gobierno dominicano, y que se está realizando en alianza con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Toca Simó señaló que el impacto de la actual crisis es preocupante considerando que el 98% de las empresas del país son mipyme y generan más del 50% del empleo en la economía, aportando más del 38% al Producto Interno Bruto. Adicionalmente, las microempresas presentan altos niveles de informalidad. El gran desafío es poder dar respuestas oportunas e innovadoras a nuestros empresarios y empresarias, en especial a los mipymes, para que puedan hacer frente a esta situación y asegurar su estabilidad económica.

Por su parte, Inka Mattila, representante residente del PNUD, destacó que se necesita sumar esfuerzos para mitigar el impacto de esta crisis en el sector mipymes y garantizar una recuperación del sector, que al mismo tiempo permita avances en productividad, sostenibilidad, equidad y resiliencia. Destacó que el contexto mundial en materia de desarrollo ha cambiado radicalmente, ya que nos enfrentamos a un impacto socioeconómico sin precedentes que está golpeando con dureza a las personas con mayores condiciones de vulnerabilidad. Por ello, se requieren iniciativas innovadoras y de alto impacto como “ponte en marcha”, que ayuden a ajustar las estrategias de negocio de sector adecuadas para la nueva normalidad. La recuperación del sector mipymes impactará de forma directa el ODS 8 “Trabajo Decente y Crecimiento Económico” y de forma indirecta otros ODS como el 5 “Igualdad de Género”, el 1 “Fin de la Pobreza” y el 10 “Reducción de las Desigualdades”.

Sobre la Encuesta Mipymes

A mediados del mes de abril, se llevó a cabo la “Encuesta de Afectaciones Económicas a Mipymes por la Crisis del COVID-19”, la cual tuvo como objetivo conocer la situación socioeconómica de las micro, pequeñas y medianas empresas, afectadas por la actual crisis, a fin de proponer acciones integrales encaminadas a mejorar su situación económica y de mercado.  

La encuesta se realizó en coordinación con la Universidad de Princeton y la Vicepresidencia de la República, y contó con la participación de más de 2,900 empresarios y empresarias. Esta arrojó resultados claves para poder definir con mayor claridad donde se encuentran las mayores necesidades y desafíos del sector, como consecuencia de los impactos económicos que arraiga la pandemia del COVID-19.

En ese sentido, la Sra. Mattila destacó, algunos resultados preliminares de la encuesta. El 50% de las personas empresarias consideran que la empresa que dirigen puede declararse en bancarrota como consecuencia de la crisis. Asimismo, el 97% las mipymes han disminuido considerablemente sus ingresos por el cierre de sus negocios por la medida de confinamiento. Solo un 14% de las personas encuestas que lideran empresas del sector mipymes utilizan teletrabajo y el 14% de los negocios tardarán más de 24 meses en recuperar sus unidades productivas. Estos resultados permiten dimensionar el efecto negativo del cese de actividades comerciales sobre los ingresos familiares para las personas que dirigen estas empresas y para sus empleados y empleadas.  

En los próximos días, se pondrá a disposición de toda la población informes analíticos con los principales resultados de la encuesta.

En el evento también estuvieron presente Ignacio Méndez, viceministro de Fomento a las Mipymes del MICM; y Xavier Hernández, representante residente adjunto del PNUD.

 

P

Icon of SDG 01 Icon of SDG 05 Icon of SDG 08 Icon of SDG 10 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD República Dominicana 
Ir a PNUD Global