Santo Domingo. – Para dar respuesta al desafío de restaurar la economía y medios de vida de personas emprendedoras y dueñas de mipymes con discapacidad, LGBTI y migrantes, se lanzó el programa de Recuperación Socioeconómica Inclusiva, que consiste en un conjunto de acciones para fortalecer las capacidades y habilidades de negocio de personas de estas poblaciones que quieran emprender un negocio o tengan una mipyme.

La iniciativa es coordinada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con apoyo de la Embajada de Canadá, a través del Fondo Canadá, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM). Además, cuenta con la asesoría y apoyo técnico de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Para iniciar la implementación del programa, se llevó a cabo una consulta abierta virtual, que contó con la participación de más de 90 personas emprendedoras y representantes de mipymes de las poblaciones beneficiarias. El encuentro fue introducido por Inka Mattila, representante residente del PNUD en el país, Collin Holditch, representante interino de la Embajada de Canadá, Brian Levey, director interino de Juventud, Educación y Seguridad para la USAID y Jorge Morales Paulino, viceministro de Fomento a Mipymes del MICM, quienes resaltaron la importancia de las mipymes para la economía dominicana, y enfatizaron la importancia de llevar a cabo esfuerzos de recuperación socioeconómica con un enfoque de inclusión de los grupos más vulnerables, que han sido desproporcionalmente afectados por los efectos de la pandemia.

En la consulta, el MICM presentó a las personas participantes los servicios y programas que disponen para apoyar a las mipymes, incluyendo servicios de asesoría gratuita, oportunidades de financiamiento, facilidades para el registro formal de las empresas, y eventos para promover la innovación. El MICM enfatizó que estos servicios son accesibles a todas las personas.

De su lado, representantes de las mipymes de cada uno de los grupos vulnerabilizados comunicaron al MICM y al PNUD los retos que enfrentan para su formalización, así como el impacto que han percibido debido a la crisis de COVID-19, e hicieron recomendaciones a las organizaciones de medidas institucionales que pueden tomarse para apoyar a los pequeños negocios.

La crisis de COVID-19 ha demostrado ser mucho más que una crisis sanitaria, impactando de manera desproporcional a grupos vulnerables, como trabajadores informales, que representan más del 50% de la fuerza laboral, y mipymes, que conforman el 90% del tejido empresarial, pero han sufrido disminución en sus ingresos, así como retos significativos para ajustar sus operaciones a las medidas de confinamiento para combatir la crisis sanitaria. Asimismo, ha afectado medios de vida y el bienestar de personas migrantes, personas con discapacidad y personas LGBTIQ, que con frecuencia quedan fuera de las medidas de protección social y recuperación de ingresos. 

Con esta iniciativa, se busca contribuir a reducir la brecha de las desigualdades prexistentes, y reconstruir una sociedad más equitativa, resiliente, sostenible e inclusiva. En el marco del Programa de Recuperación Inclusiva, se continuarán realizando actividades para fortalecer las capacidades de las mipymes y personas emprendedoras, y fomentar alianzas multisectoriales, a través de capacitaciones y talleres dirigidos a personas con discapacidad, migrantes y personas LGBTI, así como la celebración de la Semana de Emprendimiento Inclusivo.

Para inscribirse en la próxima serie de talleres “Negocios de 0 a 100”, visite: http://bit.ly/TalleresRecInclusiva, y para seguir recibiendo informaciones sobre las próximas actividades en el marco de la iniciativa, síganos en nuestras redes (@PNUDRD).

Icon of SDG 08 Icon of SDG 09 Icon of SDG 10 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD República Dominicana 
Ir a PNUD Global