Las mipymes representan más de un 98% del tejido empresarial, aportan el 39% del producto interno bruto y generan más de 2.5 millones de empleos. Estas cifras convierten a las mipymes en uno de los motores más importantes para el desarrollo económico y social para el país. Foto: Cortesía del MICM.

Las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) son uno de los sectores más afectados por el COVID-19 a nivel global, y República Dominicana no escapa de esa realidad. Las mipymes representan más de un 98% del tejido empresarial, aportan el 39% del producto interno bruto y generan más de 2.5 millones de empleos. Estas cifras convierten a las mipymes en uno de los motores más importantes para el desarrollo económico y social para el país.  

La Organización de las Naciones Unidas, en su plan para la respuesta y recuperación socioeconómica global, pone al centro de su estrategia la protección de empleo, con énfasis en las micro, pequeñas y medianas empresas y los trabajadores en condiciones de vulnerabilidad. En ese contexto, el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM), en alianza con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), han elaborado una estrategia de apoyo a las mipymes para combatir los efectos negativos para la actividad económica generados por el distanciamiento social y restricción de movimiento.

Esta estrategia tiene tres pilares principales: a) reducción de asimetrías de información; b) servicios de desarrollo empresarial no presenciales para todos; c) alianzas público-privadas para llegar más lejos. El pilar de reducción de asimetrías de información es de vital importancia para garantizar que nadie se quede atrás y que todas las mipymes cuenten con informaciones y herramientas oportunas, simples y claras sobre las medidas implementadas por el Gobierno para ayudar a que puedan sobrepasar el difícil momento que viven.

El programa “Ponte en Marcha” es una iniciativa que busca que las micro, pequeñas y medianas empresas cuenten con herramientas prácticas para reactivar su negocio de forma segura, económica y rápida. En total se han diseñado seis guías para mantener activos los negocios, manejar eficientemente pedidos y entregas, organizar las finanzas en tiempos de incertidumbre, mantener las empresas limpias y seguras, aprovechar nuevas formas de pago digitales; así como generar productos y promociones atractivos para los clientes.  

Estas guías provienen del Programa en Marcha Digital de Ecuador y, gracias a los lazos cooperación establecidos a través de la oficina país del PNUD y sus Laboratorios de Aceleración, éstas fueron adaptadas a la realidad socioeconómica dominicana. Este es un ejemplo de cooperación entre países de la región para impulsar el desarrollo sostenible y la implementación de la Agenda 2030.  

“Ponte en Marcha” pretende contribuir con las acciones de reapertura de la economía dominicana, la adaptación a la nueva “covidianidad” y con las medidas que esto implica. Este programa no solo aporta un conjunto de guías prácticas para ayudar a las empresas en las áreas arriba citadas, sino que cuenta con una serie de plantillas editables que el empresariado pondrá descargar para adaptarlas a sus negocios y operar de forma inteligente bajo la coyuntura actual.  

Hoy más que nunca esta crisis nos muestra la importancia de construir juntos y juntas las nuevas sendas del desarrollo, demostrando que para “no dejar a nadie atrás” se requiere del apoyo decidido de todos y todas: instituciones, agencias de cooperación, instituciones gubernamentales, academia, ONG y la ciudadanía.

Este esfuerzo es una pieza importante en la construcción de puentes entre el Sistema de Naciones Unidas y el gobierno dominicano. Hoy podemos decir que ponemos a disposición herramientas efectivas para acelerar una recuperación rápida y sostenible de todas las mipymes dominicanas.

Descarga aquí las guías y sus anexos

Icon of SDG 01 Icon of SDG 11 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD República Dominicana 
Ir a PNUD Global