Declaración con ocasión del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia

17-may-2017

Manifestemos nueva vez nuestro compromiso con la construcción de un mundo más justo e incluyente en que todas las personas. Foto: Alina Flores - PNUD R.D.

Este año, las actividades del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia (IDAHOT) están orientadas a sensibilizar en torno al papel que desempeñan las familias en el bienestar de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI). El tema de este año en el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia trata sobre dos conceptos inseparables: la inclusión y la dignidad humana. Estos conceptos también se encuentran en el propio centro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y su compromiso de no dejar a nadie atrás.

Las familias desempeñan una función crucial en lo referente a garantizar el bienestar mediante el fomento de las condiciones y oportunidades esenciales para el desarrollo humano.  La superposición de distintas formas de discriminación, la amenaza de la violencia, e incluso la violencia misma, aumentan el riesgo de exclusión, y la exclusión de la vida familiar obstaculiza las oportunidades de los jóvenes LGTBI, marginándolos aún más. A modo de ejemplo, el distanciamiento de la familia puede conducir a un bajo rendimiento en la escuela, a la deserción escolar y a la falta de acceso al empleo. Además, ese tipo de exclusión afecta la salud física y mental. Según una declaración conjunta orientada a promover el fin de la violencia y la discriminación contra personas LGTBI, que fue firmada en septiembre de 2015 por 12 organizaciones de las Naciones Unidas, los niveles de suicidio, problemas de salud mental, falta de vivienda e inseguridad alimentaria entre los jóvenes LGTBI rechazados por sus familias son desproporcionadamente elevados. Del mismo modo, en muchas partes del mundo, las familias LGBTI carecen de reconocimiento legal y enfrentan en sus vidas diarias múltiples formas de estigmatización y discriminación.

Las desigualdades y la exclusión impiden el desarrollo humano sostenible. Un conjunto creciente de investigaciones pone de relieve la correlación que existe entre la exclusión social de personas LGTBI y la pérdida de Producto Interno Bruto. En consonancia con la Agenda 2030, el PNUD apoya a los países para que reduzcan las desigualdades y pongan fin a la exclusión de todos aquellos que hayan quedado atrás. Esto significa apoyar a los países para que creen entornos normativos y jurídicos propicios que contribuyan a poner fin a todas las formas de estigmatización y discriminación y promuevan los derechos de todas las personas, incluidas las personas LGTBI.

En este día, manifestemos nueva vez nuestro compromiso con la construcción de un mundo más justo e incluyente en que todas las personas, incluso las personas LGTBI y sus familias, disfrutemos de bienestar, de oportunidades y de dignidad humana.