Más de 40 instituciones participaron en este esfuerzo vital para reforzar la capacidad nacional de respuesta. Foto: Michelle Rivas - PNUD R.D.

Santo Domingo.- República Dominicana ha venido fortaleciendo sus niveles de compromiso con la gestión de riesgos de desastres y con la adaptación al cambio climático. Es por eso, que el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), como ente orientador de la planificación del desarrollo en el país, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), como instancia de coordinación de las acciones de preparación y respuesta ante la presencia de un evento que pueda generar efectos adversos, y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), impulsan la conformación de una mesa técnica para la recuperación post desastres.

Con estas acciones, se busca fortalecer capacidades para que se realicen evaluaciones intersectoriales de las necesidades y se elaboren estrategias de recuperación como herramientas fundamentales para el desarrollo de programas con enfoque de desarrollo sostenible que defiendan los logros del desarrollo obtenidos, y el avance en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La revisión de la respuesta humanitaria del Sistema de Naciones Unidas (SNU) que se realizó en el 2005 señaló algunos vacíos en la respuesta humanitaria. El PNUD, fue designado como “agencia líder” para cubrir los vacíos críticos en la recuperación temprana por lo que ha enfocado su esfuerzo en construir capacidades desarrollando políticas, instrumentos prácticos y recursos humanos para asumir su responsabilidad de asegurar accountability, liderazgo y apoyar la coordinación, planificación estratégica, monitoreo, preparación y cabildeo sobre recuperación temprana, sobre todo a nivel de país.

El año pasado en coordinación con la Comisión Nacional de Emergencias y la Escuela Nacional de Gestión de Riesgos realizamos un taller para capacitar en el uso de la herramienta: “Evaluación de Necesidades Post Desastre (PDNA)”, en el que participaron instituciones del nivel nacional, incluyendo el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, el Ministerio de Hacienda y otros ministerios de línea e instituciones nacionales de especial importancia para procesos de recuperación post desastre, explicó Luciana Mermet, representante residente adjunta del PNUD.

Mientras que el titular del MEPyD, Isidoro Santana, explicó que el Ministerio se encuentra desarrollando un sistema de cuantificación y sistematización del impacto económico y fiscal de los desastres con la asistencia técnica del Banco Mundial. Para tal fin se creó un equipo consultivo, el cual se enfoca en desarrollar una metodología nacional que se pueda usar para todo tipo de eventos incluyendo los “pequeños desastres” más recurrentes.

Se trata de una herramienta de apoyo a los gobiernos para estimar los efectos e impactos de los desastres en todos los sectores y grupos sociales, con el objetivo de producir una estrategia de recuperación integral basada en la evaluación de necesidades, que sustente la asignación de recursos técnicos y financieros para su implementación y que conduzca nuevamente a las comunidades afectadas a retomar su proceso de desarrollo sostenible, evitando reproducir las condiciones de riesgo.

Para la República Dominicana, la gestión de riesgo de desastre no es un tema de coyunturas, es un tema prioritario en la agenda pública nacional. Es un tema que debe estar en las bases de nuestro desarrollo porque define el éxito de propósitos tan esenciales para nuestra sociedad, como son nuestra lucha contra la pobreza y la desigualdad.

Icon of SDG 11 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD República Dominicana 
Ir a PNUD Global