PNUD prepara plan de recuperación temprana en comunidades afectadas por huracán Irma

11-sep-2017

Impacto de huracán Irma en Las Terrenas, provincia Samaná. Foto: Jimmi Núñez, Proyecto PNUD/GEF

PNUD desplegará personal en terreno para contribuir a la evaluación de daños y necesidades para la recuperación de infraestructuras comunitarias, medios de vida, y otras estrategias de recuperación

Santo Domingo – El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en coordinación con las autoridades nacionales y socios, prepara un plan de recuperación temprana para apoyar a las comunidades más afectadas por el huracán Irma, una vez sean evaluados los daños por parte de las autoridades nacionales y socios para el desarrollo en la República Dominicana.

La recuperación temprana tiene como fin evitar los reveses del desarrollo causados por fenómenos naturales, para “reconstruir mejor, sin dejar a nadie atrás”, así como fortalecer la capacidad de recuperación de las personas para hacer frente a futuras emergencias.

Para enfrentar los riesgos de afectación del Huracán Irma, el PNUD  trabajó en conjunto con el Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN) de la Vicepresidencia de la República y los organismos de respuesta, identificando las familias en condiciones de alta vulnerabilidad frente a estos eventos que habitan en las 24 provincias declaradas en alerta roja inicialmente, para un total de 1,636,499 personas (816,229 mujeres y 820,270 hombres). También se identificó que en estas zonas habita población vulnerable que requiere de respuestas adecuadas a necesidades diferentes del resto de la población: Un total de 202,142 niños y niñas menores de 5 años y 105,972 personas adultos mayores de 65 años. En estas 24 provincias la población en condiciones de pobreza alcanza un porcentaje promedio de 36.7% de acuerdo a cálculos basados en el Índice de Calidad de Vida. 

Asimismo, el PNUD participará en evaluaciones de daños y necesidades así como en la preparación de marcos para recuperación temprana, incluyendo diagnósticos de evaluación multisectoriales (MIRA, por sus siglas en inglés), o evaluaciones similares, que se coordinen vía el Equipo de las Naciones Unidas para Emergencias (UNETE, por sus siglas en inglés), los socios y las autoridades nacionales.

El paso del huracán Irma ha dejado 24 mil personas desplazadas, más de 2 mil 600 viviendas afectadas, 114 viviendas destruidas, 30 acueductos afectados dejando a más de 1.2 millones de personas afectadas en la provisión de agua potable, según cifras del COE. También se estiman pérdidas de sectores productivos afectados, que actualmente se encuentran bajo evaluación.

Para ayudar a las mujeres, los hombres y niños y niñas a reconstruir sus vidas, después de la devastación de Irma, PNUD ha activado plataforma de donaciones  give.undp.org para proporcionar suministros que salvan vidas y restauran los medios de vida a familias y comunidades de toda la región.

En la última década el PNUD ha invertido cerca de 300 millones de dólares en preparación ante desastres en América Latina y el Caribe, trabajando de la mano con gobiernos nacionales y locales.

El año pasado, el PNUD asignó más de 2 millones de dólares para la respuesta a las crisis y la preparación en la región y desplegó a casi 100 expertos y expertas para prestar apoyo inmediato a los países afectados.