Instituciones dialogan sobre la Paridad de Género en la Ley de Partidos Políticos

10-may-2017

Click / tap here to start editing
pnud_do_marthaLa senadora mexicana, Martha Tagle inició refiriéndose a las acciones y arduo esfuerzo que se requirió por parte de mujeres de todos los sectores en México a lo largo de los años para conseguir la paridad de género en puestos electivos. Foto: Michelle Rivas PNUD - RD

El Ministerio de la Mujer, la Comisión de Género de la Cámara de Diputados y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) realizaron el conversatorio: Estrategias para lograr la paridad en la Ley de Partidos Políticos, en el salón cristal de la Casa de las Naciones Unidas.El panel contó con la invitada internacional Martha Tagle, senadora mexicana; Janet Camilo, ministra de la mujer; Magda Rodríguez, diputada y presidenta de la Comisión de Género de la Cámara de Diputados;  Rosario Graciano de los Santos, miembro titular del Pleno de la Junta Central Electoral.  Por parte del PNUD, participaron Luciana Mermet, Representante Residente Adjunta, quien ofreció las palabras de bienvenida, y la Oficial de Género, Raissa Crespo, que tuvo a su cargo la moderación del evento.

La senadora Tagle inició refiriéndose a las acciones y arduo esfuerzo que se requirió por parte de mujeres de todos los sectores en México a lo largo de los años para conseguir la paridad de género en puestos electivos. Señala que este proceso tuvo su primer punto de quiebre en 1953 y que finalmente se consiguió que se hiciera efectiva la paridad en todas las candidaturas de elección popular en 2014. Agregó que la principal acción política para lograr la paridad fueron las alianzas estratégicas. “Si se quiere hablar de sociedades verdaderamente democráticas, solo se puede avanzar si se trabaja de manera plural con todas las mujeres, pero también con los hombres en los diferentes ámbitos de la sociedad”, por lo que valoró la riqueza del conversatorio con representantes del poder legislativo, ejecutivo, electoral y del público diverso presente durante su disertación. Concluyó enfatizando la importancia de entender que todas las decisiones que se toman a nivel político tienen una incidencia directa en la vida diaria de las personas.

En la misma línea, la diputada Magda Rodríguez habló sobre la paridad en la ley de partidos políticos y sobre el trabajo que realiza la Comisión de Género de la Cámara de Diputados en conjunto con el PNUD a través del proyecto Diálogo Político de Género. Hizo un llamado a un “pacto” entre mujeres y hombres progresistas para que los derechos de las mujeres sean tomados en cuenta con independencia de los partidos políticos. Reafirma el compromiso de la Comisión de Género compuesta por 53 diputadas, así como el apoyo de algunos diputados con la paridad.

La Magistrada Rosario Graciano, señaló que en el padrón electoral dominicano, las mujeres exceden el 50% en relación a los hombres, al igual que en las votaciones y a pesar de los obstáculos las mujeres han avanzado, de tal forma que a 2016 se cuenta con un 27% de mujeres en el hemiciclo. Subraya la importancia de la Junta Central Electoral como órgano rector, lo cual se evidenció en las últimas elecciones en donde la JCE no admitió candidaturas si no se cumplía con la normativa de las cuotas.

Finalmente, la Ministra de la Mujer, Janet Camilo coincidió con las demás panelistas diciendo que “no logramos nada sin una alianza con mujeres y hombres que están en la cúpula de toma de decisión”. También informó que el Ministerio construyó la mesa de diálogo de mujeres de partidos políticos y la mesa técnica para la legislación de partidos políticos, que cuenta con el apoyo de expertas de la sociedad civil. Reitera la firme posición del Ministerio de la Mujer sobre la paridad, que se materializa a través de un documento depositado en el Congreso, que entre sus propuestas solicita que cuando una mujer sea candidata, la suplencia sea ocupada por otra mujer;  exige que se cumpla la  asignación de un 2% de los fondos de los partidos a garantizar la igualdad de género;  eliminar el voto preferencial de la Ley Electoral y que, en cambio, éste sea incluido en la ley de Partidos Políticos; y por último un cambio en el orden de aprobación de las leyes para que primero se apruebe la Ley Electoral como marco general y que luego se apruebe la Ley de Partidos Políticos.