Pobreza extrema y exclusión persisten en la región según informe global del PNUD

22-mar-2017

El informe resalta a las mujeres entre los segmentos de personas que enfrentan exclusiones en diversos ámbitos de la vida. Inforgrafía: Oficina Desarrollo Humano PNUD.

Santo Domingo, 22 de marzo de 2017Los extraordinarios avances realizados en materia de desarrollo humano durante los últimos 25 años, incluyendo a la región de América Latina y el Caribe, entre otras en este informe, ocultan un progreso lento y desigual en el caso de ciertos grupos. Para garantizar un desarrollo humano sostenible para todas las personas, resulta necesario centrar los esfuerzos sobre quienes hasta ahora han sido excluidos y adoptar medidas para enfrentar las barreras que los marginan.

Estas son algunas de las conclusiones principales del Informe sobre Desarrollo Humano 2016, que lleva por título “Desarrollo humano para todas las personas”, publicado ayer por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El Informe constata que, aunque el promedio de desarrollo humano mejoró considerablemente en todas las regiones entre 1990 y 2015, una de cada tres personas en el mundo sigue viviendo con bajos niveles de desarrollo humano, medido por el Índice de Desarrollo Humano. Destaca que, a pesar del elevado nivel de riqueza en el mundo, segmentos de personas enfrentan exclusiones en diversos ámbitos de la vida, principalmente, las mujeres y las niñas, la población rural, personas con discapacidad, migrantes, envejecientes y la población LGBTI.

Según el Informe, América Latina y el Caribe disfruta de elevados niveles de desarrollo humano entre las regiones en desarrollo, solo detrás de Europa y Asia Central. Sin embargo, cuando se ajusta por la desigualdad, el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de la región se reduce casi un 25% debido a la distribución inequitativa del progreso en desarrollo humano, en particular respecto de los ingresos.

En consonancia con las conclusiones del Informe Regional sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe de 2016, el Informe mundial de 2016 también muestra que determinados grupos sufren desventajas sistemáticas en la región. Las mujeres, por ejemplo, son en general más pobres en América Latina y el Caribe.

“Al respecto, el Informe señala que las mujeres también han sido tradicionalmente desfavorecidas porque asumen la mayor parte del trabajo de cuidados no remunerado, lo que les deja poco tiempo para desarrollar una carrera profesional e incorporarse al mercado laboral” señaló la Representante Residente Adjunta del PNUD Luciana Mermet, quien agregó que este informe también se enmarca en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el aporte del enfoque de desarrollo humano, para facilitar la implementación de la Agenda de Desarrollo 2030 y responder a los desafíos nacionales.

Principales resultados para República Dominicana:

De izquierda a derecha: Sócrates Barinas, Luciana Mermet y Melisa Bretón en la presentación del Informe a la prensa nacional. Foto: Michelle Rivas - PNUD R.D

República Dominicana continúa clasificado en el renglón de Desarrollo Humano Alto, ubicándose en la posición 99 de 188 países, mejorando 2 posiciones con relación al informe de 2015 cuando obtuvo la posición 101.

El mejor desempeño se obtuvo en la dimensión de ingresos, seguida por la esperanza de vida al nacer y el acceso a educación. Las cifras aportadas por el informe señalan que, si bien la evolución del Desarrollo Humano en el país es positiva, es lenta, verificándose una tendencia con menor ritmo de crecimiento en los últimos 5 años, que difiere de los países de la clasificación de Desarrollo Humano Alto, los que registran un ritmo de crecimiento ascendente.

El Índice de Desarrollo Humano (IDH) de la República Dominicana disminuye en un 21.7%, cuando se ajusta por desigualdad, siendo la dimensión de ingreso la que presenta mayor desigualdad en las oportunidades de desarrollo seguida por la dimensión de educación y la de salud. Estos resultados reflejan que, a pesar del elevado dinamismo en la generación de riquezas, segmentos importantes de población dominicana enfrentan limitaciones para beneficiarse de los frutos de este crecimiento.

Dentro de las limitaciones al desarrollo humano, la desigualdad de género muestra resultados preocupantes. De acuerdo al Índice de Desigualdad de género, el potencial de desarrollo humano del país se reduce en un 47.0%, por las desigualdades que en general enfrentan las mujeres. De manera particular, se evidencian brechas importantes en la previsión de servicios en la salud sexual y reproductiva y en la participación de las mujeres en el mercado laboral.

Para el caso de indicadores como mortalidad materna y fecundidad en adolescentes, República Dominicana tiene un desempeño muy por debajo, no sólo de los países de Desarrollo Humano Alto y de América Latina; sino también, por debajo de los países de Desarrollo Humano Medio.

Melisa Bretón, oficial de la Unidad de Desarrollo Humano Sostenible puntualizó que, si bien la República Dominicana se mantiene como país de Desarrollo Humano Alto, persisten desigualdades en áreas como distribución del ingreso, participación económica de la mujer, salud sexual y reproductiva, embarazo adolescente y oportunidades de trabajo decente, que se requieren desarrollar para optimizar el desarrollo humano y fomentar la sostenibilidad del crecimiento económico.

El Informe sobre Desarrollo Humano se basa en el principio de la Agenda 2030 de no dejar a nadie atrás. También llama a elaborar mejores análisis para fundamentar las acciones, incluyendo un mayor énfasis en la evaluación del progreso en ámbitos como la participación y la autonomía y a disponer de datos desglosados por características como el lugar, el género y la situación socioeconómica.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD República Dominicana 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe