La coordinación y los equipos de radio salvan vidas en Puerto Plata

Las radios aportan al trabajo realizado por los cuerpos de bomberos, la Defensa Civil, los Comités de Prevención y otras organizaciones de la sociedad civil. Foto: Michelle Rivas - PNUD R.D.

República Dominicana.- En Puerto Plata, el Programa de Preparación ante Desastres de la Dirección General de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (DIPECHO), no solo ha dejado a un personal mejor entrenado para enfrentar sismos y tsunamis, también ha contribuido a fomentar dos aspectos clave de la ayuda humanitaria: la comunicación y la coordinación institucional.

«El personal tiene otra visión por las capacitaciones que se dieron, hubo una mejora institucional. No se piensa ya igual después del proyecto, ha habido un cambio de mentalidad en las instituciones», afirma Julián Alberto García Román, Sub director técnico del Centro de Operaciones de Emergencias y encargado de su división de comunicaciones.

Datos importantes

  • Las 34 radios y 16 antenas entregadas ayudaron a los organismos de socorro, como los cuerpos de bomberos, la Defensa Civil, los Comités de Prevención y otras organizaciones de la sociedad civil, a llevar a los hospitales a unos 160 niños intoxicados en el municipio de Luperón en agosto de este año.
  • Durante los entrenamientos se hizo énfasis en crear sinergias y trabajar en conjunto con las organizaciones de la comunidad.
  • El rescate fue complejo ya que cuatro personas resultaron heridas y una quedó atrapada durante dos horas en un vehículo. Gracias se pudo salver a estas personas.

Las ciudadanas y los ciudadanos se benefician de esa nueva visión, que se refleja, entre otros aspectos, en el uso que se dan a las radios transmisores que fueron entregadas en la provincia como parte del proyecto “Comunidades Resilientes a Sismos y Tsunamis en Puerto Plata”, ejecutado por el PNUD  en el marco del DIPECHO.

Las 34 radios y 16 antenas entregadas ayudaron a  los organismos de socorro como los cuerpos de bomberos, la Defensa Civil, los Comités de Prevención y otras organizaciones de la sociedad civil a llevar a los hospitales de forma eficiente a unos 160 niños intoxicados en el municipio de Luperón en agosto de este año.

El funcionario explica que los bomberos municipales se comunicaron por radio con otras instituciones entre estas el COE, lo que facilitó que prontamente se enviaran ambulancias y se supiera cuáles hospitales estaban en capacidad o no de recibir niños, lo que facilitó que los que necesitaban ayuda, fueran atendidos con prontitud. 

Mientras que Whascar García, de la Defensa Civil de Puerto Plata pone como ejemplo de coordinación el rescate de un chofer herido y atrapado en un vehículo en el municipio de Altamira hace unos nueve meses.

El rescate fue complejo ya que cuatro personas resultaron heridas y una quedó atrapada durante dos horas atrapado en un vehículo, pero gracias al sistema de comunicación y a la coordinación entre autoridades y voluntarios, el herido se pudo trasladar al hospital de Santiago, donde había condiciones para atenderle, gracias a lo cual salvó su vida.

Sentido de unidad

El voluntario de la Cruz Roja Dominicana, Jorge Torres afirma que la preparación ante la tormenta Erika reflejó todo lo que el proyecto dejó en la provincia: coordinación entre voluntarios e instituciones, seguimiento de un protocolo de actuación, sentido de equipo y la seguridad de que se estaba mejor preparado para salvar vidas gracias al entrenamiento recibido.

Destaca que a diferencia de lo que ocurría antes del DIPECHO, se reunieron con organismos de socorro y recibieron respuesta de instituciones gubernamentales, incluyendo al Ministerio de Educación, y no gubernamentales para planificar de acuerdo con los recursos técnicos y humanos disponibles.

Explica que durante los entrenamientos se hizo énfasis en crear sinergias y trabajar en conjunto con las organizaciones de la comunidad, así como en la importancia de crear mecanismos de comunicación eficientes.

«Trabajamos mucho la resiliencia, estuvimos con los barrios trabajando con las juntas de vecinos y las otras organizaciones en relación al fortalecimiento de las comunidades en caso de desastres. Aprendimos el manejo organizativo de las comunidades en caso de necesidad, a planificar con las organizaciones comunitarias ya establecidas, para fortalecer a la comunidad, y principalmente a las familias », enfatiza el voluntario.

El DIPECHO también logró coordinar a las autoridades municipales entre sí y con otras organizaciones e involucró al sector de la construcción con la formación de 200 maestros constructores y 30 profesionales de la ingeniería para hacer edificios, tanto formales como informales, más resistentes.

Al reflexionar sobre los resultados del proyecto, el subdirector técnico  del COE, Julián Alberto García Román, dice que le gustaría que se replicara en otras provincias la experiencia de Puerto Plata, tanto a nivel de coordinación inter institucional, como en lo que concierne a la instalación de sistemas de radio transmisión.

A su juicio esos equipos y su buen manejo son clave en comunidades rurales, en caso de desastres, cuando se caen los sistemas de telefonía e internet. Pero, además, explica que en situaciones normales siguen siendo un instrumento de trabajo eficaz que permite conectar a muchos actores a la vez y facilita que los organismos con más recursos técnicos o personal asesoren o asistan a las organizaciones y voluntarios para salvar vidas en el terreno.

Las 34 radios y 16 antenas entregadas ayudaron a  los organismos de socorro como a los cuerpos de bomberos, la Defensa Civil, los Comités de Prevención y otras organizaciones de la sociedad civil a llevar a los hospitales de forma eficiente a unos 160 niños intoxicados en el municipio de Luperón en agosto de este año.

El proyecto no solo ha dejado a un personal mejor entrenado para enfrentar sismos y tsunamis, también ha contribuido a fomentar dos aspectos clave de la ayuda humanitaria: la comunicación y la coordinación institucional.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD República Dominicana 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe