Buena convivencia es clave para la seguridad ciudadana y el desarrollo humano en la República Dominicana | Mario Gallego

19 may 2017

 En una sociedad, todas las personas tienen derecho a vivir libres de temor y amenazas. Foto: Emiliano Larizza para PNUD R.D.

La seguridad ciudadana se encuentra íntimamente relacionada con el desarrollo humano debido a que basa su paradigma en el bienestar de las personas y en la garantía de sus derechos fundamentales[1]. Los delitos y las diferentes formas de violencia son factores que limitan las oportunidades y el derecho de las personas de vivir libres de temor y amenazas.  

Las diversas manifestaciones de la delincuencia, especialmente los robos y asaltos, se identifican como los asuntos de mayor preocupación para la sociedad dominicana[2]. En este sentido, los homicidios, entendidos como la muestra de violencia más extrema hacia la vida, son un indicador fundamental desde la óptica de la seguridad ciudadana.

Desde el 2011 hasta 2016, se viene constatando en el país una progresiva disminución interanual de este tipo de muertes violentas, tal y como se observa en la tabla 1, que además señala la proporción de estos decesos que se debieron a hechos convivenciales, que se refieren a las circunstancias que engloban tanto los homicidios causados por riñas y rencillas, como los derivados de la violencia intrafamiliar[3].

Entre las causas que explican dicha reducción, se encuentran el contexto socioeconómico, la eficacia de la atención prestada por el sistema de emergencias a las personas heridas por agresiones, la acción de los poderes públicos y las fuerzas de seguridad del Estado, y la propia actitud de la gente, que modifica sus hábitos por miedo a convertirse en víctima.

Tabla 1. Cantidad y tasa de homicidios en República Dominicana (2011-2016)[4].

 

2011

2012

2013

2014

2015

2016

Cantidad total de homicidios

2,517

2,268

1,991

1,813

1,675

1,613

Porcentaje de homicidios relacionados con la convivencia

47%

43%

41%

47%

52%

51%

Tasa de homicidios

25.1

22.4

20.2

18.3

16.8

16.0

La generación de evidencias de crimen y violencia se ha identificado internacionalmente como indispensable para la promulgación de acciones y políticas públicas eficaces, y la creación del Observatorio de Seguridad Ciudadana, en 2012, es la respuesta de República Dominicana a dicha necesidad[5]. Esta iniciativa, apoyada por el PNUD y el proyecto regional Infosegura, ha contribuido en el fortalecimiento de las capacidades de recolección de los datos y su análisis, lo cual incide en la mejora de la toma de decisiones en el ámbito de la seguridad ciudadana.

Desde el Observatorio, se viene constatando que, contrario a lo que comúnmente se encuentra en el imaginario colectivo dominicano, la convivencia, y no la delincuencia, es la principal circunstancia que causa los homicidios. Al respecto, es importante reseñar que las manifestaciones de violencia extrema, como los homicidios, se deben a una mala gestión de los conflictos interpersonales y a la ausencia de los valores y actitudes que caracterizan a una cultura de paz que rechace el uso de la fuerza[6].

En resumen, los poderes públicos deben asumir que, para incidir en seguridad ciudadana, la tradicional óptica reactiva basada en el orden público, debe complementarse con iniciativas de corte socioeconómico que posibiliten la cohesión social y la promoción de los medios de convivencia pacífica, para que las personas puedan vivir y desarrollarse libres de amenazas.

[1] PNUD (2013), Informe Regional de Desarrollo Humano 2013-2014. Seguridad Ciudadana con rostro humano, Nueva York.

[2] Oficina Nacional de Estadística (2016), Fascículo I: Seguridad ciudadana en la República Dominicana, Santo Domingo, pp. 26-32.

[3] Las circunstancias en las que se clasifican los homicidios internacionalmente son: convivencia, delincuencia, fuerzas de seguridad del Estado, y desconocidos.

[4] Datos aportados por el Observatorio de Seguridad Ciudadana. La tasa se expresa como la cantidad de homicidios ocurridos por cada 100,000 habitantes en cada año, y para su cálculo se tomaron las proyecciones poblacionales realizadas por la Oficina Nacional de Estadística.

[5] El Observatorio de Seguridad Ciudadana tiene encomendada la misión de analizar los datos de crimen y violencia con la finalidad de orientar y apoyar acciones y políticas públicas de prevención en esta materia. Decreto 358-12.

[6] Naciones Unidas (1999), Declaración y Programa de Acción sobre una Cultura de Paz, A/RES/53/243.

 

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD República Dominicana 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe