¿Puede el monitoreo eficaz de la Ayuda Oficial al Desarrollo incrementar la financiación a los países? | César Iván González

25 abr 2016

 La eficacia de la cooperación internacional ha tomado cada vez mayor relevancia. Foto: Proyecto PER Renovables.

La Ayuda Oficial al Desarrollo se ha desplomado en Latinoamérica y el Caribe. Pasó de un 1% del PIB regional en la década de 1960 al 0.4% en la década de 1990 y en la actualidad es del 0.22%[1].

El efecto se magnifica porque los criterios utilizados para destinar los recursos de la cooperación internacional penalizan a los países clasificados como de renta media-alta, grupo al cual pertenecen el 65% de los estados de la región, entre ellos la República Dominicana[2].   

Ante esta realidad, la eficacia de la cooperación internacional ha tomado cada vez mayor relevancia, especialmente a partir de la Conferencia de Monterrey (2002),  en la que se posicionó la Financiación para el Desarrollo como tema fundamental para el diseño de las agendas de desarrollo sostenible.

La importancia de manejar los  recursos de manera eficaz, también se ha enfatizado en las declaraciones de Roma, París, Accra y más recientemente a través de la Declaración de Busán (2011).

Con la creación de los mecanismos que inciden en el manejo de la ayuda al desarrollo acordados en Busán, se contribuye a transformar un modelo caracterizado inicialmente como asistencialista y atado a agendas de los países donantes, en un modelo que pretende alinearse con las prioridades nacionales y sobre el cual el gobierno receptor se erige como principal interlocutor y ente decisorio.

Entre enero y marzo de 2016, el Viceministerio de Cooperación Internacional del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) lideró la recolección y compilación de los insumos requeridos por la Segunda Ronda de Monitoreo de la Declaración de Busán, impulsada por la Alianza Global para la Eficacia en la Cooperación al Desarrollo (AGCED).

En este proceso se verificaron los avances logrados en el país con relación a la Eficacia de la Ayuda al Desarrollo, con la participación de dependencias gubernamentales,  organizaciones de la sociedad civil (OSC), proveedores de cooperación internacional, sindicatos y representantes del sector privado.  

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en República Dominicana, fue designado por el MEPyD como punto focal de los proveedores de cooperación para apoyar el monitoreo de la alineación a los marcos de planificación nacionales y la eficacia de la ayuda aportada por las agencias y organismos de cooperación en el país.

Los resultados preliminares de este proceso, presentados el pasado martes 29 de marzo en el MEPyD, revelaron los siguientes hallazgos preliminares:

(i) Existe una muy buena alineación de los objetivos de proyectos de cooperación con los marcos de resultados del país, pero se cuenta con grandes desafíos para lograr que la cooperación utilice los sistemas nacionales de monitoreo y de gestión de las finanzas públicas.

(ii) La financiación de la cooperación al desarrollo aún se registra de manera insuficiente en los presupuestos nacionales.

(iii) El país ha avanzado estableciendo un entorno favorable para la participación de las OSC en la Cooperación al Desarrollo.

(iv) El Diálogo Público-Privado en el país se percibe como favorable y cuenta con oportunidades de crecimiento.

(v) La situación de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer se encuentra avanzada, pero cuenta aún con algunos desafíos importantes.

(vi) El país tiene el reto de mejorar la incorporación de las evaluaciones de programas y proyectos y de utilizar sus resultados en la toma de decisiones para las políticas públicas.

A la luz de los desafíos y oportunidades identificados en el seguimiento de los compromisos de la AGCED y considerando los vínculos del proceso con el Sistema Nacional de Cooperación Internacional (SINACID), el MEPyD ahora cuenta con insumos para impulsar una hoja de ruta para mejorar la eficacia de la cooperación al desarrollo en el país y  asegurar una mejor rendición de cuentas ante la comunidad de donantes y demás socios implicados.

En el escenario actual, en el que cada vez es más difícil movilizar recursos de la cooperación para el financiamiento de acciones a favor de los países catalogados como de ingreso medio-alto, este esfuerzo es muy importante para el cumplimiento de las metas de la Estrategia Nacional de Desarrollo y de los ODS.

Aunque no se espera que por sí solo el monitoreo de la eficacia incida en la mejora de los flujos de financiamiento para el desarrollo; el valor agregado del proceso radica en fomentar una plataforma para el establecimiento y logro de compromisos que promuevan una mayor eficacia y transparencia del manejo de los recursos, el crecimiento de las alianzas público-privadas y la promoción de sinergias de los diferentes actores involucrados; lo que sí impulsa un mayor financiamiento para el desarrollo y lo que es más importante, incide en un mayor impacto de los proyectos y programas financiados.

El proceso global de monitoreo continuará a lo largo de 2016 con la asistencia técnica del equipo PNUD-OCDE, que apoya a la AGCED en la gestión del proceso. Se espera que a finales de mayo se disponga de los datos primarios para el análisis nacional y regional de los resultados, en preparación para la Segunda Reunión de Alto Nivel de la AGCED, a celebrarse en Nairobi a finales de 2016.

 

 

 

[1] http://www.cepal.org/en/publicaciones/los-paises-de-renta-media-un-nuevo-enfoque-basado-en-brechas-estructurales

 

 

[2] http://econ.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/DATASTATISTICS/0,,contentMDK:20421402~menuPK:64133156~pagePK:64133150~piPK:64133175~theSitePK:239419,00.html#LAC

 

 

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD República Dominicana 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe