El cultivo del cacao, tan deseable como el chocolate | Soraya Rib

28 ago 2015

 Las variedades existentes de cacao en el país son de materiales genéticos de alta calidad. Foto: Pedrito Guzmán para PNUD R.D.

El cacao fue introducido a la isla Hispaniola a finales del siglo XVI. Su cultivo y el sistema agroforestal que desarrolla contribuyen e impactan positivamente en la seguridad alimentaria de los productores y productoras y sus familias: Mejora la generación de empleos,  de divisas y la conservación de los recursos naturales, lo que contribuye a reducir la pobreza. Con el lanzamiento de la Plataforma Nacional del Cacao, el cultivo tiene el potencial de posicionarse como una prioridad nacional.

Las variedades existentes en el país son de materiales genéticos de alta calidad. Provienen de una mezcla de Criollo Venezolano, Trinitario, Nacional del Ecuador e híbridos de cruce de Trinitarios y Nacional del Ecuador. Para fines de comercialización, el cacao dominicano se clasifica en: fermentado, denominado Hispaniola, y sin fermentar conocido como Sánchez, los que a su vez pueden ser convencional (sin ninguna certificación) u orgánicos. También se pueden tener otras certificaciones según exigencias de algunos mercados.     

¿Cómo se cultiva el cacao en República Dominicana? Cubre 150 mil hectáreas, su producción representa casi el 2% del valor del PIB. La producción de cacao se encuentra distribuido en toda la geografía nacional, con una fuerte concentración en la zona Nordeste del país (61%). La productividad actual se ubica entre 291 y 363 kg/ha, alrededor de un 30%  de su potencial. Esta baja productividad es la causa principal del desinterés de los productores y sus familias de mantenerse en la actividad productiva.

Las condiciones y acceso a medios de vida sostenible de los productores y productoras de cacao plantean varios retos. Apenas el 47% de las tierras productivas cuentan con título de propiedad, lo que les deja muy poca capacidad competitiva. Este elemento, unido a la falta de acceso a crédito, y a la precaria o inexistente infraestructura para suplir de manera satisfactoria las necesidades básicas de energía, agua, salud y educación, ejercen una presión social que obliga a los pequeños productores a vender sus tierras y emigrar hacia las ciudades en busca de mayores oportunidades. Para cambiar esta realidad y  lograr una transformación del sector cacaotero es necesario mejorar el manejo de la finca y reforzar el desarrollo comunitario y social del productor y su familia.

Como apoyo a esa transformación, el PNUD a través de su Programa Green Commodities, apoya a la Comisión Nacional de Cacao y al Ministerio de Agricultura en la articulación de la Plataforma Nacional de Cacao, una alianza público-privada que permitirá, mediante un proceso participativo, la elaboración, seguimiento y ejecución de un Plan Nacional de Acción para la producción sostenible de cacao en República Dominicana. Este  Plan será un instrumento clave para orientar las inversiones, identificar oportunidades y sinergias con un enfoque coordinado e identificar fuentes de co-financiamiento en el subsector.

El Plan dará el impulso necesario para incrementar la productividad y mejorar la calidad de vida de los productores y productoras durante los próximos 10 años. Se centra en cuatro ejes principales: la finca, la comunidad, la capacidad de respuesta pública y privada, y el entorno favorable para la inversión.

De esta manera nos aseguramos que seguiremos disfrutando del sabor del producto estrella del cacao, el chocolate y mientras más negro, mejor. No solo por su sabor sino también por sus beneficios: para el ser humano, para la conservación del suelo -integra materia orgánica; para el ambiente - preserva la biodiversidad y protege las fuentes de agua; y por su apoyo a la seguridad alimentaria en las zonas cacaoteras - cosecha de sus cultivos asociados (también llamados alcancía), influyen positivamente en la reducción de la pobreza,  al proveer los ingresos del día a día.  

PNUD En el mundo

Estás en PNUD República Dominicana 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe