Construir oportunidades de empleo para la juventud dominicana: un desafío en la Agenda Post 2015 | Carlos Fernández García

11 jun 2015

 Oportunidad de empleo es la segunda prioridad para los jóvenes de entre 16 y 30 años en República Dominicana y el Caribe. Foto: Emiliano Larizza para PNUD R.D.

El empleo es un elemento clave entre las prioridades expresadas por más de siete millones de personas en el proceso de discusión de la futura agenda global de desarrollo[1]. Es la segunda prioridad para los jóvenes de entre 16 y 30 años en República Dominicana y el Caribe.

La importancia que la juventud da al empleo no es sorprendente.  Tras la crisis mundial, hay 73,4 millones de jóvenes desempleados en el mundo, según PNUD. Además, 152 millones de trabajadores jóvenes en el mundo viven en hogares bajo la línea de pobreza, lo que corresponde al 24% de todas las personas trabajadoras pobres. Por su parte, la OIT nos recuerda que la informalidad afecta en mayor medida a la juventud en América Latina y el Caribe.

En República Dominicana, a pesar de la tendencia positiva en la reducción del desempleo, en el Plan Nacional de Empleo 2014 del Ministerio de Trabajo se señala que la tasa de desempleo abierto es el doble entre los jóvenes de 15 a 24 años que en la población general (5,95% y 13% respectivamente en 2012).En lo referente a los jóvenes NINI[2], el diagnóstico del Plan muestra que el 70% son mujeres y el 76,81% tienen entre 20 y 34 años.

Tal y como señala el PNUD, lo preocupante del fenómeno NINI en América Latina y el Caribe  es que ha aumentado en cifras totales en un contexto reciente de expansión y crecimiento económicos, que en República Dominicana se ha caracterizado además por una caída de los salarios reales.  

La construcción de la Agenda Post 2015 ha canalizado prioridades como el empleo: el ODS número 8 incluye un conjunto de metas que contribuyen al crecimiento económico sostenible e inclusivo y al pleno empleo. Estas metas globales requieren estrategias nacionales bien definidas y ambiciosas.

En la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030 (END), República Dominicana ha establecido la importancia de generar empleos de calidad y dignos como parte esencial de su desarrollo y, lo que es muy positivo, el Plan Nacional de Empleo incluye como población vulnerable a los jóvenes y a los NINI. Estos esfuerzos son apoyados por el Sistema de Naciones Unidas en República Dominicana con iniciativas como el Marco de Aceleración del ODM 1B que es un plan a corto plazo enfocado en el empleo antes del cierre de los ODM en 2015.

Sin embargo, para que las medidas del Estado dominicano y sus aliados en favor  la juventud  den  frutos, es necesario que la visión transformadora de la END cambie la realidad productiva y económica: avanzar hacia los sectores y actividades con mayor valor agregado y productividad laboral. De hecho, el camino propuesto por UNCTAD se basa en el crecimiento con transformación estructural en el marco de la Agenda Post2015.

Este nuevo camino hacia las sostenibilidad productiva y del consumo en la nueva agenda no es fácil. La globalización ha cambiado profundamente las condiciones bajo las que los países más avanzados se industrializaron, generaron empleo y subieron los salarios reales[3]. No obstante, hay oportunidades para integrar a jóvenes en situación de vulnerabilidad en actividades y sectores con mayor valor agregado: este documental realizado por jóvenes de los bateyes de San Pedro de Macorís es un ejemplo de inserción en segmentos caracterizados por la innovación y la inversión en capital humano. En definitiva, es posible hacer realidad nuevas oportunidades para la juventud en uno de sus grandes retos actuales.

[1] Agenda Post 2015 y propuesta de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

[2] Término usado para denominar a los jóvenes que ni estudian ni trabajan.

[3] Reinert, Erik, La globalización de la pobreza, Crítica, Barcelona, 2007; y Chang, Ha-Joon, Retirar la escalera: La estrategia del desarrollo en perspectiva histórica, La Catarata, 2004.

 

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD República Dominicana 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe