De Hyogo a Sendai: construyendo resiliencia frente al riesgo de desastres | Luciana Mermet

01 abr 2015

 Gracias a la articulación de actores locales a todos los niveles el país se dotó de un sistema de prevención, mitigación y respuesta (PMR). Foto: Michelle Rivas - PNUD R.D.

Este año es  decisivo para la  acción mundial sobre el desarrollo. La comunidad internacional vive un proceso clave para culminar 2015 con acuerdos sobre la Agenda Post-2015 (Nueva York, septiembre), un nuevo marco para la reducción del riesgo de desastres (Sendai, marzo), el financiamiento para el desarrollo (Addis Abeba, julio) y la respuesta al cambio climático (París, diciembre).

La Tercera Conferencia Mundial sobre la Reducción del Riesgo de Desastres concluyó el 18  de marzo en Sendai, Japón. Representantes de 187 Estados miembros de la ONU acordaron un nuevo marco de acción y financiamiento -que sucederá al Marco de Acción de Hyogo- para disminuir la vulnerabilidad y mitigar el impacto de los desastres naturales durante los próximos 15 años.

El Marco de Sendai identifica siete metas mundiales y cuatro prioridades a alcanzar entre 2020 y 2030. Las primeras cuatro metas son  la reducción sustancial de  la mortalidad mundial producida por los desastres,  del número de personas afectadas,  de las pérdidas económicas directas en relación con el producto interno bruto mundial y  de los daños a la infraestructura crítica y la interrupción de los servicios básicos. Las siguientes contemplan el aumento del número de países con estrategias nacionales y locales para la reducción del riesgo de desastres, una mayor cooperación internacional para países en desarrollo, y  aumentar significativamente el acceso a información, sistemas de alerta temprana y evaluaciones sobre el riesgo de desastres.

Un reporte del PNUD explica que en los últimos 20 años murieron  1.3 millones de personas, 4 billones  fueron afectadas y se registraron pérdidas por USD 2 trillones  como resultado de desastres naturales.  En Sendai, el PNUD anunció su estrategia “5-10-50” orientada a ayudar a 50 países en los próximos diez años a incorporar el riesgo en cinco áreas críticas: alerta temprana, gobernanza e integración de riesgos en políticas, preparación, recuperación temprana y reducción de riesgos en áreas urbanas.

¿Por qué es importante apoyar desde el diseño e implementación de las políticas públicas la reducción del riesgo de desastres?  Para el  PNUD  el desarrollo no puede ser sustentable si  las políticas  no se  elaboran tomando en cuenta los riesgos.  Más importante aún, el progreso en materia de desarrollo o reducción de la pobreza está  fuertemente amenazado. Vidas humanas, infraestructura clave, así como  empleos y medios de vida, pueden perderse – muchas veces en cuestión de minutos – si los riesgos son ignorados.

La  experiencia de República Dominicana ejemplifica  cómo un pequeño estado insular en desarrollo (PEID), puede tomar medidas  para reducir las posibilidades  de desastres.

Gracias a la  articulación de  actores locales a todos los niveles, promovida por la Comisión Nacional de Emergencia,  a través de un Plan Nacional de Gestión Integral del Riesgo de Desastres, y un Plan Nacional de Reducción de Riesgo Sísmico, preparado con la asistencia del PNUD, el país se dotó de un sistema  de prevención, mitigación y respuesta (PMR), con instrumentos relevantes, como  códigos de construcción que incorporan normas sismo-resistentes, sistemas de alerta temprana y planes comunitarios de PMR.

El Marco de Sendai identifica  las medidas  para  reducir los riesgos de desastres, tomando en cuenta las evidencias  y el análisis de las estrategias que han probado ser efectivas. Junto con este gran resultado,  las decisiones que se adopten en  las conferencias mundiales de Addis Abeba, Nueva York y Paris serán más poderosas si hay sinergias entre ellas.  Hay consenso en que la erradicación de la pobreza, la creación de resiliencia y la reducción de las emisiones de carbono deben avanzar a la par. La comunidad internacional tiene en 2015 una oportunidad única de adoptar un enfoque integral en estas negociaciones con resultados que se refuercen  mutuamente y marquen el rumbo hacia el desarrollo sostenible.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD República Dominicana 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe